Por Giulia Casagli

Desde Barcelona hasta Siurana pasando por el pueblo medieval de Montblanc.

En los puntos marcados en rojo se pueden ver fotos de los lugares.

La comarca del Priorat se encuentra en la provincia de Tarragona en el sur de Cataluña. Su origen se remonta a la época romana cuando instauraron la antigua capital de la región en Tarragona, Tarraco, hace 2.000 años. La zona es famosa para la producción de vino DOC que es apreciado en todo el mundo. Uno de los secretos de este buen vino es la tierra fértil rica en láminas de pizarra, conocida como Llicorella.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En este entorno de naturaleza emerge entre nubes y rocas, entre cielo y tierra, un pequeño pueblo llamado Siurana. Su historia es antigua al igual que su encanto.

Se llega por una carretera de curvas cerradas y empinadas desde las cuales se despliega un amplio paisaje de rocas calcáreas y bosque. Es un sitio muy conocido para los aficionados de escalada y trekking que proceden de todo el mundo: ofrece más de 1.000 vías y senderos de todo tipo de dificultad y con vistas increíbles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El precioso pueblito cuenta con unas cuantas casas de piedra que se sostienen entre ellas, contorneadas de geranios colorados que hacen el ambiente aún más fabuloso.

Cruzando el pequeño centro se llega a un espectacular mirador donde el camino empedrado termina de repente en un vacío sorprendente. La vista vertiginosa del paisaje se abre en un valle que converge en el río Siurana. El color de sus aguas no parece real, desde la altura del mirador se distingue un un turquesa intenso que solo puede existir en un cuento fantástico.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con los pies en la roca más cercana al precipicio y la mirada al infinito, con el viento que juega con el pelo y el fantástico encanto del ambiente, sólo se puede imaginar despegar las alas y lanzarse en un vuelo acróbata, llegar a acariciar el agua cristalina del río y volver a subir hacia el resplandeciente sol del mediodía.

Es este un sitio mágico donde se palpa la proximidad entre espíritu y naturaleza, donde el corazón se llena de bienestar y la tranquilidad vuelve a ser parte de nuestro ser: la placidez vuelve a encontrar su sitio en un cuerpo matizado por la frenesi de la ciudad.

Entre los sitios de interés que conserva Siurana se encuentra la iglesia de Santa María, de época románica construida entre los siglos XII y XIII, que surge en la proximidad del mirador beneficiándose del silencio solemne que ese gigantesco espacio vacío crea.

En la parte más alta del pueblito se destacan los restos de un castillo árabe del siglo IX, considerado el último reducto del dominio musulmán en Cataluña.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con tanta autenticidad y fascinación, no podía faltar una leyenda para enriquecer la atmósfera histórica del lugar. Se cuenta que la reina mora Abdelazia al ver llegar las tropas cristianas, prefirió saltar con su caballo al abismo para no caer en manos enemigas. El animal, al ver la cima tan imponente intentó frenar pero fue inútil. Hoy todavía es visible la marca de su herradura en la roca. Por eso este mismo sitio coge el nombre de Salto de la Reina Mora.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un personaje destacado en el ámbito literario catalán fue Josep Carner, considerado el primer poeta moderno en Cataluña y fue también periodista, autor de teatro y traductor español. Escribió un soneto en honor al pueblo de Siurana para homenajear su preciosidad y nada mejor que sus versos para explicar ese tesoro.

CIURANA (en versión original)

Allà dalt és Ciurana, aspra i ardida,

ben arrapada a la salvatge altura,

coronada d’espais, d’abims cenyida,

tota daurada i negra de vellura.

Dels carrerons sota la volta dura,

l’aire té una quietud esfereïda:

sols enllà, vora el cingle, una exquisida

prada es va alçant vers l’esglesieta obscura.

Des de Ciurana es veuen soledats;

ella és una impassible sobirana,

dominant els voltors i els espadats.

I prega i jura, i amenaça a estones;

i només pot finar l’aspra Ciurana

desfeta en rocs per carregar les fones .

Josep Carner (1884-1970)

 

SIURANA (traducida al castellano)

Allá arriba es Siurana, áspera y osada,

bien agarrada a la salvaje altura,

coronada de espacios, de abismo ceñida,

toda dorada y negra de vejez.

De los callejones bajo la vuelta dura,

el aire tiene una quietud aterradora:

sólo allá, cerca del risco, una exquisita

pradera se va alzando hacia la pequeña iglesia oscura.

Desde Siurana se ven soledades;

ella es una impasible soberana,

dominando los buitres y los acantilados

Y ora y jura, y amenaza a ratos;

y  sólo puede finar la áspera Siurana

deshecha en piedras para cargar las hondas.