Durante estos días hemos podido disfrutar y conocer de primera mano la naturaleza de este país. Hicimos el descenso del Río Dunajec en barcos de madera e hicimos una ruta de 24 kilómetros a pie para ver los lagos Morskie Oko y Czerny Staw.