Por Giannina Rocha

Las islas Galápagos pertenecen a territorio ecuatoriano y son hábitat de especies animales únicas en el mundo. Conoce cuatro de las más representativas y cómo experimentar estar cerca de ellas.

Piqueros de patas azules

En Galápagos conviven aproximadamente 40.000 piqueros de patas azules. El tono de estas es tan brillante que destacan sobre las rocas donde suelen descansar.

Otro dato curioso de la especie es que las hembras son de mayor tamaño que los machos, a diferencia de otras naturaleza similar.

Para verlos es necesario llegar en bote con un guía ya que se concentran en islotes alejados de las playas. Desde la localidad de Puerto Ayora salen tours que ofrecen las visitas a estas particulares aves.

Iguanas marinas

El único lugar del mundo donde se encuentra este reptil marino es en Galápagos, lo que lo hace uno de los principales atractivos a visitar.

Estas iguanas tienen la particularidad de poder nadar en el mar con mucha naturalidad y de llegar hasta 98 metros por debajo del agua.

Su escamosa piel es de color negro con matices grises, lo que les permite absorber la luz solar para ajustar su temperatura corporal. Por su apariencia, muchos las comparan con dragones.

No es difícil encontrarlas, pues frecuentan las playas abiertas a turistas. Suelen estar en la playa Tortuga de la isla Santa Cruz y en las principales playas de la isla Isabela.

Tortugas gigantes

Probablemente, el motivo por el que estas islas se dieron a conocer el mundo. Siglos atrás, la noticia de una tierra con enormes tortugas cruzó continentes debido a los estudios de Charles Darwin.

Estas especies pueden pasar los 300 kilogramos de peso y llegar a medir hasta metro y medio. Es el tipo de tortuga más grande que existe en el planeta.

Se pueden visitar en la reserva Estación Científica Charles Darwin, ubicada en la Isla Santa Cruz.

Lobos marinos

Este mamífero es más frecuente en otros lugares de la tierra, como Colombia, Perú y la Patagonia.

Galápagos ofrece un acercamiento muy especial, pues los lobos suelen descansar dentro de las instalaciones de los hoteles. Es usual salir a tomar sol, voltear y encontrarse con un lobo recostado sobre una poltrona al lado de la piscina del hotel.

Uno de los hoteles preferidos por estos animales es el Hotel Lobo de mar. En la ciudad también se ofrecen tours para ir a nadar con lobos marinos.