Por Carlos Peinado

La capital de la Baja Silesia, bañada por el río Oder, es la tercera ciudad con más población de Polonia. Aparte de ir a visitar sus iglesias, sus calles y su colorida e imponente plaza, los turistas viajan con un objetivo común: encontrar a los enanos repartidos por toda la ciudad.

Estos “enanos” o “gnomos” son un atractivo turístico y te sorprenden en cada rincón de la ciudad, en total hay más de cien. Cuenta la leyenda que están en Wroclaw incluso desde antes de la llegada del hombre. Pero hay otras que dicen que, no hace mucho tiempo, los habitantes de la ciudad los pusieron para librarse de las travesuras del Diablillo del Oder, un diablo que vivía en el río y que les amargaba la existencia.

Existe una ruta creada para encontrar a los enanos, la cual puede seguirse con un mapa.

Vean a través del siguiente vídeo cómo es Wroclaw y algunos de sus enanitos.